Untitled Document

Musica

BIENVENID@
Bienbeni@ a mi pagina web de música, aquí podrán tener un conocimiento superior al de los demás sobre la MUSICA. La Música es una excelente forma de poder relajarse oyéndola. Tu podrás oír la música cuando quieras, por ejemplo cuando haces tareas, cuando dibujas, cuando juegues, cuando te vistas, para todo, te hecho he oído que la música es muy buena para todo entonces te la recomiendo, y si tu tienes un distinto gusto de Música eso no hay ningún problema porque aquí te tengo muchos géneros que te pueden gustar.

INTRODUCCION DE LA PÁGINA
En esta página podrán aprender mas sobre la música, podrán saber que es la música, conocer algunos de sus géneros, conocer cuales de los instrumentos musicales producen música ya sean que se toquen con la boca o con las manos, podrán leer cual es la historia de la música y por ultimo podrán ver las maravillosas fotos que les traigo de la música.


MUSICA
La música es, según la definición tradicional del término, el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo, mediante la intervención de complejos procesos psico-anímicos. El concepto de música ha ido evolucionando desde su origen en la antigua Grecia, en que se reunía sin distinción a la poesía, la música y la danza como arte unitario. Desde hace varias décadas se ha vuelto más compleja la definición de qué es y qué no es la música, ya que destacados compositores, en el marco de diversas experiencias artísticas fronterizas, han realizado obras que, si bien podrían considerarse musicales, expanden los límites de la definición de este arte.
La música, como toda manifestación artística, es un producto cultural. El fin de este arte es suscitar una experiencia estética en el oyente, y expresar sentimientos, circunstancias, pensamientos o ideas. La música es un estímulo que afecta el campo perceptivo del individuo; así, el flujo sonoro puede cumplir con variadas funciones (entretenimiento, comunicación, ambientación, etc.).

HISTORIA DE LA MUSICA
La historia de la música es el estudio de las diferentes tradiciones en la música y su ordenación en el tiempo.
Dado que toda cultura conocida ha tenido alguna forma de manifestación musical, la historia de la música abarca a todas las sociedades y épocas, y no se limita, como ha venido siendo habitual, a Occidente, donde se ha utilizado la expresión historia de la música para referirse a la historia de la música europea y su evolución en el mundo occidental.
La música de una cultura está estrechamente relacionada con otros aspectos de la cultura, como la organización económica, el desarrollo técnico, la actitud de los compositores y su relación con los oyentes, las ideas estéticas más generalizadas de cada comunidad, la visión acerca de la función del arte en la sociedad, así como las variantes biográficas de cada autor.
En su sentido más amplio, la música nace con el ser humano, y ya estaba presente, según algunos estudiosos, mucho antes de la extensión del ser humano por el planeta, hace más de 50 000 años. Es por tanto una manifestación cultural universal.

 


INSTRUMENTOS MUSICALES


La guitarra: es un instrumento musical de cuerda pulsada, compuesto de una caja de madera, un mástil sobre el que va adosado el diapasón o trastero, generalmente con un agujero acústico en el centro de la tapa (boca), y seis cuerdas. Sobre el diapasón van incrustados los trastes, que permiten las diferentes notas. Su nombre específico es guitarra clásica, guitarra española, guitarra criolla o guitarra acústica.
Guitarra Electroacústica: Es una guitarra acústica equipada con pastillas, un micrófono o transductores. En las guitarras electro-acústicas, los transductores y micrófonos se utilizan siempre porque las pastillas convencionales no son capaces de captar las vibraciones de los materiales no magnéticos.
Guitarra Eléctrica es una guitarra que utiliza el principio de inducción electromagnética para convertir las vibraciones de sus cuerdas de metal en señales eléctricas. El sonido de la guitarra se verá influido por la madera o el material empleado, la construcción del instrumento (trasteado, afinación, octavación), así como la calidad de sus pastillas.
La Batería: Es un conjunto de instrumentos musicales de percusión usado para muchas agrupaciones musicales.
El Piano: Es un instrumento musical clasificado como instrumento de teclado de cuerdas percutidas por el sistema de clasificación tradicional, y según la clasificación de Hornbostel-Sachses un ortófono simple. El músico que toca el piano recibe el nombre de pianista.
El violín: Es un instrumento de cuerda frotada que tiene cuatro cuerdas.
La trompeta: Es un instrumento musical de viento, perteneciente a la familia de los instrumentos de viento-metal o metales, fabricado en aleación de metal.
El acordeón: Es un instrumento musical de viento, de origen polaco, conformado por un fuelle, un diapasón y dos cajas armónicas de madera.
El saxofón: Saxófono o simplemente saxo, es un instrumento musical cónico de la familia de los instrumentos de viento-madera, generalmente hecho de latón que consta de una boquilla con una caña simple al igual que el clarinete.
El triángulo: Es un instrumento percutido de acero, perteneciente al grupo de los idiofonos, porque el sonido resultante es fruto de la vibración del metal tras ser golpeado con la baqueta.
El arpa: Es un instrumento de cuerda pulsada compuesto por un marco resonante y una serie variable de cuerdas tensadas entre la sección inferior y la superior.

GENEROS DE MUSICA

Existe cierta confusión entre los términos estilo musical y género musical. Un estilo musical es el carácter propio que da a sus obras un artista o un músico (ejemplo: el estilo de Rossini).
Cuando un estilo se diferencia lo suficiente y se generaliza en distintas obras y múltiples artistas que toman rasgos comunes entre sí se forma una categoría que se denomina género musical (ejemplo: el rock es un género musical de ritmo muy marcado).
En otro sentido el término estilo también se puede utilizar para definir al conjunto de características específicas en el caso de que se refiera en concreto a aquéllas que individualizan la tendencia de una época (ejemplo: estilo neoclásico).
Un género musical es una categoría que reúne composiciones musicales que comparten distintos criterios de afinidad. Estos criterios pueden ser específicamente musicales, como el ritmo, la instrumentación, las características armónicas o melódicas o su estructura, y también basarse en características no musicales, como la región geográfica de origen, el período histórico, el contexto sociocultural u otros aspectos más amplios de una determinada cultura.
Los géneros a su vez se dividen en subgéneros. En algunos géneros determinados como el flamenco el término subgénero se sustituye por otro que determina cada una de las variedades denominándose de una forma propia, en este caso palos. Una composición musical puede ser clasificada dentro de varios de un género, y es expresada a través del estilo concreto del artista. En los casos en que esta multiplicidad de géneros resulta evidente dentro del estilo del artista, o es un objetivo buscado por el compositor, suele hablarse de música de fusión, que si se llegan a generalizar lo suficiente pueden llegar a formar géneros de fusión prácticamente independientes.

Géneros musicales

Actualmente existen multitud de géneros musicales en constante evolución. Desde géneros musicales demarcados conceptualmente que abarcan campo definido y específico, y que presentan una asentada concepción (tango, blues, salsa...); hasta amplias y difusas categorías musicales que abarcan un marco absolutamente heterogéneo musicalmente, de nueva creación por parte de las discográficas para acercar la música al profano y facilitar su clasificación (música rock, música universal o world music, música electrónica...).

Criterios de clasificación

La clasificación en géneros musicales suele realizarse según los siguientes criterios:
Características melódicas, armónicas y rítmicas.
Instrumentación típica.
Lugar geográfico donde se desarrolla principalmente.
Origen histórico y sociocultural.
Estructura de las obras (canciones, movimientos, etc.).
Normas y técnicas de composición e interpretación.
Medios y métodos de difusión.

Géneros principales

Música clásica
La música clásica, docta, académica, culta o selecta es uno de los tres grandes géneros en los que se puede dividir la música en general, junto con la música popular y la música tradicional o folclórica, que veremos a continuación. Se trata de un término muchas veces impreciso pero profundamente arraigado e institucionalizado en la sociedad, además del modo habitual de referirse a otros vocablos similares, que aparece por primera vez en el Oxford English Dictionary de 1836. Implica todo tipo de consideraciones teóricas, estéticas y estructurales, y habitualmente conlleva una larga tradición escrita, por lo que sus intérpretes suelen tener años de formación en un conservatorio.
En Europa, la música clásica tiene un importante desarrollo entre los años 1450 y 1950 aproximadamente. Tradicionalmente, y por razones pedagógicas y formales (ante el carácter extraordinariamente variable de la música clásica a lo largo de su historia), este período se ha dividido en cuatro etapas principales que permiten conocer mejor el contexto donde está inmersa cada obra. A continuación enumeramos dichas etapas y nombramos sólo algunos ejemplos de compositores pertenecientes a cada una de ellas, sin duda hubo muchos más:
Renacimiento: J. Ockeghem, J. Des Prez, G. P. da Palestrina, W. Byrd.
Barroco: C. Monteverde, H. Schütz, A. Vivaldi, J. S. Bach.
Clasicismo: J. Haydn, A. Salieri, W. A. Mozart, L.van Beethoven.
Romanticismo: G. Rossini, F. Schubert, F. Chopin, G Puccini.

Música popular
La música popular se opone a la música académica y es un conjunto de estilos musicales que, a diferencia de la música tradicional o folclórica, no se identifican con naciones o etnias específicas. Por su sencillez y corta duración, no suelen requerir de conocimientos musicales elevados para ser interpretados y se comercializan y difunden gracias a los medios de comunicación de masas.
Dicho brevemente, puede afirmarse que la música popular surge en Europa con la llegada de la Revolución industrial en el siglo XVIII, cuando la mejora tecnológica hace posible que los fabricantes puedan comenzar a producir instrumentos musicales en serie y a venderlos a un precio razonable, llegando así a la clase media.
Otro avance importante en el desarrollo de este tipo de música se produce en el siglo XIX gracias al fonógrafo de Edison y al gramófono de Berliner, que permiten al público en general grabar su propia música o escuchar la música compuesta por los demás sin necesidad de asistir a un concierto en directo. De hecho, a finales de los años veinte del siglo siguiente, muchos compositores prestigiosos e intérpretes populares ya habían efectuado múltiples grabaciones que pudieron difundir a través de otros inventos modernos de la época como la radio y, posteriormente, la televisión.
Pero no será hasta la década de los cincuenta cuando la música popular alcance realmente la divulgación que tiene hoy en día gracias al desarrollo del rock and roll y a la popularidad que alcanzaron las gramolas en los bares, pubs, cafeterías y restaurantes. Además, no tuvo que pasar mucho tiempo antes de que apareciesen en el sector nuevos géneros y subgéneros como la música pop, el heavy metal o el punk, hasta tal punto que actualmente los estilos musicales son tantos y tan variados, y las fronteras tan difusas, que es difícil saber cuando se está hablando de uno y cuando de otro.

Música tradicional
La música tradicional o música folclórica es el último de los tres grandes géneros musicales y se opone tanto a la música clásica como a la música popular. Tradicionalmente se transmite oralmente de generación en generación al margen de la enseñanza musical académica como una parte más de los valores y de la cultura de un pueblo. Así pues, tiene un marcado carácter étnico que normalmente la hace difícil de comprender a escala internacional. No obstante, existen excepciones notables como el flamenco, la jota, el tango, la samba y, en general, todos los ritmos latinos que hayan mantenido cierta entidad propia con el tiempo. En los últimos tiempos se han agrupado en el género musical artificial conocido como músicas del mundo (en inglés world music).

Parámetros musicales

La organización coherente de los sonidos y los silencios (según una forma de percepción) nos da los parámetros fundamentales de la música, que son la melodía, la armonía, la métrica y el ritmo. La manera en la que se definen y aplican estos principios, varían de una cultura a otra (también hay variaciones temporales).
La melodía es un conjunto de sonidos —concebidos dentro de un ámbito sonoro particular— que suenan sucesivamente uno después de otro (concepción horizontal), y que se percibe con identidad y sentido propio. También los silencios forman parte de la estructura de la melodía, poniendo pausas al "discurso melódico". El resultado es como una frase bien construida semántica y gramaticalmente. Cuando hay dos o más melodías simultáneas se denomina contrapunto.

La armonía, bajo una concepción vertical de la sonoridad, y cuya unidad básica es el acorde, regula la concordancia entre sonidos que suenan simultáneamente y su enlace con sonidos vecinos.

La métrica, se refiere a la pauta de repetición a intervalos regulares, y en ciertas ocasiones irregulares, de sonidos fuertes o débiles y silencios en una composición.

El ritmo, es el resultado final de los elementos anteriores, a veces con variaciones muy notorias, pero en una muy general apreciación se trata de la capacidad de generar contraste en la música, esto provocado por las diferentes dinámicas, timbres, texturas y sonidos.

Otros parámetros de la música son: la forma musical, la textura musical y la instrumentación.

Figura

Una figura o nota es un signo que, colocado en un pentagrama con clave establecida, determina la altura y la duración de un sonido determinado.
Las figuras son siete y se denominan de la siguiente forma: redonda, blanca, negra, corchea, semicorchea, fusa y semifusa.

Valor relativo de las notas, de arriba abajo: redonda, blanca, negra, corchea y semicorchea


Unidad de duración

La figura que representa la unidad de duración es la redonda. Una redonda equivale a dos blancas, cuatro negras, ocho corcheas o dieciséis semicorcheas.

Figuras simples y compuestas

Las figuras (o valores) recién enumeradas son figuras simples; las figuras compuestas aquellas que están acompañadas de uno o más puntillos.
Los silencios también pueden llevar puntillo.

Relación entre las figuras por su valor

Cada valor simple equivale a dos de su figura inmediata:
Una redonda equivale a dos blancas.
Una blanca equivale a dos negras.
Una negra equivale a dos corcheas.
Una corchea equivale a dos semicorcheas.
Una semicorchea equivale a dos fusas.
Una fusa equivale a dos semifusas.
Asimismo, podemos establecer otras relaciones en base a las recién mencionadas, por ejemplo: una redonda equivale a cuatro negras, una corchea equivale a ocho semifusas, etc.
En el caso de los valores compuestos, se utiliza el puntillo y cada uno equivale a tres de figura inmediata:
Una redonda con puntillo equivale a tres blancas.
Una blanca con puntillo equivale a tres negras.
Una negra con puntillo equivale a tres corcheas.
Una corchea con puntillo equivale a tres semicorcheas.
Una semicorchea con puntillo equivale a tres fusas.
Una fusa con puntillo equivale a tres semifusas.
Como antes se mencionó con los valores simples, también en los compuestos se pueden establecer otras relaciones teniendo como patrón a las recién mencionadas, por ejemplo: una redonda con puntillo equivale a seis negras.

Figuras en desuso

Para evitar una cantidad exagerada de tipos de figuras, las de mayor y menor duración fueron cayendo en desuso, debido a que su ejecución era demasiado complicada, casi no se usaban y pueden ser reemplazadas por otras figuras de menor valor aumentando el tiempo de la pieza.
La siguiente lista muestra las figuras en desuso y sus relaciones con la unidad de duración:
Una máxima equivale a ocho redondas.
Una longa equivale a cuatro redondas.
Una cuadrada o breve equivale a dos redondas.
Una garrapatea o cuartifusa equivale a un ciento veintiochoavos (1/128) de redonda.
Una semigarrapatea equivale media garrapatea, es decir, a un doscientos cincuenta y seisavos (1/256) de redonda.

Claves

La clave es un símbolo usado en notación musical, cuya función es asociar las notas musicales con las líneas o espacios del pentagrama. Una clave asocia una nota en concreto con una línea del pentagrama, de manera que a las notas siguientes les corresponderán los espacios y líneas adyacentes.
Existen tres símbolos distintos para representar a las distintas claves, la clave de sol, la clave de fa y la clave de do, que llevan el nombre de la nota que designan a una línea de los pentagramas. Es obligatoria su colocación al principio de cada pauta, pero puede cambiarse durante el transcurso de la obra en cualquier momento, si se requiere.
Estas tres claves designan sonidos distintos sobre el pentagrama: la clave de fa asocia a una línea del pentagrama el fa3, la clave de sol asocia el sol4, y la clave de do asocia el do4 (siendo éste, por convención, el do central del piano). De esta manera, se usa una u otra clave para determinar distintas tesituras. Si un instrumento tiene una tesitura fafafa cinco del pentagrama, se añaden líneas al pentagrama, pero mucho más cortas, para seguir el esquema de líneas y espacios en la partitura y que el instrumentista pueda reconocer la nota que se representa. Pero si se añaden muchas de estas líneas adicionales, se pierde la perspectiva y resulta muy complicado leerlo, y en otros casos, simplemente no hay espacio físico entre un pentagrama y el inferior o superior).

Clave de SOL

El símbolo usado para representar esta clave se basa en un espiral parecido a una G, unida a una especie de S. La clave de sol en la notación musical moderna se coloca en la segunda línea del pentagrama empezando por la de abajo, y esa colocación se guía por el inicio de la espiral que la forma. Durante el Barroco se la conocía como clave italiana. También se la denominaba “clave de violín” (puesto que las partituras para este instrumento se escriben en esta clave) o “clave de G” (utilizando la notación musical anglosajona). En inglés se denomina treble clef (‘clave para agudos’) y a veces “clave francesa”.
Esta clave se encarga de situar al sol4 (sol3 en la notación franco-belga, y sol5 en la notación de Riemann) en la segunda línea, lo que quiere decir que el resto de las notas que estén escritas sobre la partitura se nombran a partir de esa. Es la clave que da la posibilidad de representar sonidos agudos, de manera que es la que usan los instrumentos con tesituras más altas. Sobre todo la usan los instrumentos de viento de madera, el saxo, el violín, algunos instrumentos de percusión, y la mano derecha del piano (a diferencia de la mano izquierda, que lee en clave de fa, y también en clave de sol). En la música vocal, tanto la voz soprano como la contralto, están escritas igualmente en esta clave si bien, en sus orígenes, esto no era así ya que cada una tenía una clave propia. La clave de sol es la más usada en la actualidad.

Clave de FA

Cada uno puede hacer la clave de Fa como quiera, ya que no tiene un sitio determinado. La clave de fa se ha representado con dos símbolos distintos, aunque uno de ellos en la actualidad está en desuso. Ambos símbolos provenían de una versión estilizada de la letra F, que en la notación musical anglosajona simboliza a la nota fa. Esta clave sitúa a la nota fa3 (fa2 según la notación franco-belga y fa4 según la notación de Riemann) sobre el pentagrama, y tiene dos posiciones distintas sobre el mismo, o bien sobre la tercera línea, o bien sobre la cuarta línea. Su situación sobre una o sobre otra línea lo marcan dos pequeños puntos, uno encima del otro, que se colocan a la derecha de la clave y delimitando la línea a la que se refiere.
Clave de fa en cuarta
La clave de fa que se sitúa en la cuarta línea del pentagrama, se denomina clave de fa en cuarta y hace más tiempo se denominaba también clave de bajo, ya que para la música vocal la partitura de los bajos estaba escrita en esta clave. Es la clave en uso que permite escribir sobre el pentagrama sonidos más graves. En la actualidad, la usan sobre todo los bajos de la cuerda frotada, como el violonchelo y el contrabajo, y los instrumentos más graves de la familia del viento metal, como por ejemplo la tuba o el trombón. También usada en percusión (redoblante, timbales, platillos, bombo, caja, etc.). También se usa para la mano izquierda del piano, que da sonidos más graves que la mano derecha, que se escribe en clave de sol.

Clave de DO


El símbolo que representa a la clave de do, está formada por dos C al revés, una encima de la otra. Esto es porque en la notación anglosajona, la C representa a la nota do, y además se encarga de asignar a las líneas del pentagrama la nota do4(Do central). Esta clave tiene cuatro posiciones posibles, en la primera línea, en la segunda, en la tercera o en la cuarta, aunque las más utilizadas son las que se sitúan sobre la tercera o cuarta línea. Como generalidad, se usa para representar sonidos medios.
Clave de do en tercera
La clave de do que se sitúa sobre la tercera línea del pentagrama, se denomina clave de do en tercera o clave de contralto, debido a que la música para contraltos se solía representar en esta clave. Se usa para la música para violas, a veces para trombones y para música vocal antigua.

Clave para Percusión


La clave de percusión, a diferencia del resto de claves, no tiene el mismo significado que la de sol, la de fa ni la de do. Ésta, no coloca los sonidos entre las líneas y espacios, como hacían las otras, sino que es una convención para mostrar que lo que está escrito a continuación de ella en el pentagrama está dedicado a la percusión que no tiene ninguna afinación en concreto. A cada instrumento se le asigna una línea o un espacio distinto.
Para partituras de instrumentos de percusión que sí emiten distintas notas, que tienen afinación, como por ejemplo los timbales, o los xilófonos, tienen partituras propias separadas de la de percusión, con las claves ya explicadas, como el resto de instrumentos.

Clave para Guitarra

La música para guitarra o bajo, en muchas ocasiones no viene escrita en los pentagramas tradicionales, sino que viene escrita en tablaturas. Son como los pentagramas, pero suele tener seis o cuatro líneas, representando cada línea una cuerda. A diferencia de los pentagramas, no se representa la nota, sino la posición de los dedos sobre los trastes. Para indicar que es una tablatura y no un pentagrama, se indica con las letras TAB en sentido vertical al comienzo de la obra. Este TAB tendría el mismo significado que la clave de percusión.

Claves en la música vocal

Para las partituras de música vocal, normalmente se suelen representar en una misma partitura todas las voces, cada una en su pentagrama correspondiente, al igual que se hace en las particellas. Las voces que normalmente se representan en la música vocal polifónica son cuatro: soprano, contralto, tenor y bajo. Hasta hace un siglo, las claves que se usaban para cada voz eran distintas a las que se usan de manera general en la actualidad. La voz de soprano era representada en clave de do en primera, de ahí que se le denomine también clave de soprano. La voz de contralto, era representada en clave de do en tercera, de ahí que también se le llame clave de contralto. La voz de tenor, era representada en clave de do en cuarta, y por eso se le llama también clave de tenor. Y por último, la voz del bajo estaba escrita en clave de fa en cuarta. Por eso se le llama también clave de bajo.
En la actualidad, estas claves se han dejado de usar generalmente para la mayoría de estas voces, excepto para algunos fragmentos. Para las voces de soprano y contralto se usa la clave de sol, para tenor se suele usar la clave de sol, aunque como su tesitura es una octava más grave, se suele añadir un pequeño 8 en la parte inferior de la clave. El bajo mantiene su antigua representación en la clave de fa en cuarta.
En algunos casos, se puede representar estas partituras de música vocal en dos pentagramas en vez de en cuatro. En el pentagrama superior, en clave de sol, se representan las voces de soprano y contralto, y en el pentagrama inferior, en clave de fa en cuarta se representan las voces de tenor y de bajo.

Usos de las claves

A pesar de existir tantas posibilidades distintas de claves y posiciones en el pentagrama, solamente se usan normalmente siete de estas posibilidades. Los criterios para usar una clave u otra son principalmente dos, que la tesitura del instrumento que lo va a interpretar se adecue al rango de notas que impone la clave, y que sea lo más claro y simple posible, para facilitar la lectura de la partitura al músico.
No se usa la clave de sol colocada en la tercera, cuarta o quinta línea, porque estaría dando las mismas notas que la clave de do en primera, la clave de do en segunda y la clave de do en tercera respectivamente. Son totalmente equivalentes, en cuanto al nombre de las notas y en cuanto a la tesitura. No tiene mucho sentido usar distintas claves para nombrar exactamente lo mismo. Si además tenemos en cuenta que las claves de do en primera y segunda línea son muy poco utilizadas, es muy innecesario usar más claves.
No se usa la clave de fa en la primera o en la segunda línea, porque tienen equivalencia de nombre y tesitura con la clave de do en tercera y la clave de do en cuarta respectivamente, así que no es útil porque estas claves de do son bastante utilizadas.
De entre las claves de do posibles, la que no se usa es la que está colocada en la quinta línea del pentagrama. Esto es porque tiene equivalencia de nombre y tesitura con la clave de fa en tercera. Si esta clave ya se usa poco, es innecesario crear más elementos para la notación.


Escalas

Se llama escala musical a la sucesión de sonidos consecutivos de un sistema (tonalidad) que se suceden regularmente en sentido ascendente o descendente, y todos ellos con relación a un solo tono que da nombre a toda la escala.
En una escala, la sucesión de sonidos usualmente se realiza por movimiento conjunto (sin saltos entre notas), y según las leyes de la tonalidad.
Las escalas son la base para aprender a armonizar, componer, e improvisar en cualquier instrumento. Existen más de 500 escalas diferentes (de jazz, blues, pop, country, exóticas, etc.) pero con sólo unas pocas ya es posible dominar gran parte de la música.
Las escalas están intrínsecamente relacionadas con los acordes y los intervalos musicales. Esta combinación da origen a la armonía y la melodía de una pieza musical, con lo cual entender los tres conceptos permite descubrir como componer e improvisar en cualquier instrumento.
A continuación, presentamos las escalas fundamentales.


Se llama escala musical a la sucesión de sonidos consecutivos de un sistema (tonalidad) que se suceden regularmente en sentido ascendente o descendente, y todos ellos con relación a un solo tono que da nombre a toda la escala.
En una escala, la sucesión de sonidos usualmente se realiza por movimiento conjunto (sin saltos entre notas), y según las leyes de la tonalidad.
Las escalas son la base para aprender a armonizar, componer, e improvisar en cualquier instrumento. Existen más de 500 escalas diferentes (de jazz, blues, pop, country, exóticas, etc.) pero con sólo unas pocas ya es posible dominar gran parte de la música.
Las escalas están intrínsecamente relacionadas con los acordes y los intervalos musicales. Esta combinación da origen a la armonía y la melodía de una pieza musical, con lo cual entender los tres conceptos permite descubrir como componer e improvisar en cualquier instrumento.
A continuación, presentamos las escalas fundamentales.

Escala diatónica

Es la formación de una escala a partir de las distancias de tono y semitono. La mayoría de ellas están formadas por siete notas, pero las hay también de seis u ocho.
Ordenadas las notas así: Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, y al añadirle un octavo sonido, de nuevo Do, hemos formado una escala diatónica.

I
II
III
IV
V
VI
VII
VIII
Do
Re
Mi
Fa
Sol
La
Si
Do

Escala cromática

Es la sucesión de los doce semitonos contenidos en una octava, de los cuales siete son naturales y cinco alterados, lo que hace necesario el uso de la enarmonía.
La enarmonía es el uso de distintos nombres para nombrar las mismas notas, según sean consideradas desde una escala u otra. Por ejemplo: en la escala de Fa# mayor, la nota que se escribe como La# genera el mismo sonido que el Sib de la escala Fa mayor. En la música dodecafónica, la escala cromática se utiliza de manera que sea imposible reconocer una tónica.

Escalas en los modos mayor y menor

Las escalas más comunes en Occidente suelen usar dos modos: el modo mayor y el modo menor.

Escala en modo mayor
En la escala en modo mayor, los tonos están entre los grados
I y II
II y III
IV y V
V y VI
VI y VII
Los semitonos, en cambio, separan a los grados
III y IV
VII y VIII
De otro modo seria este patrón T-T-S-T-T-T-S Ejemplo: Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si o Fa#-Sol#-La-Si-Do#-Re#-Mi y con esto se les facilitarán las cosas al momento de improvisar
La escala diatónica es una escala en modo mayor. Cualquier escala mayor debe construirse con este patrón de tonos y semitonos entre sus grados.

Escala en modo menor
En la escala en modo menor, los tonos están entre los grados
I y II
III y IV
IV y V
VI y VII
VII y VIII
Los semitonos, en cambio, separan a los grados
II y III
V y VI
Esta escala está basada en el modo menor natural, ya que cuando una obra musical está escrita en modo menor (clásica o no) se suelen utilizar simultáneamente varios modos menores: menor natural, menor armónica, menor melódica y menor dórica.
La escala menor armónica es igual a la escala menor natural salvo que debemos elevar un semitono el VII grado. La escala menor melódica es igual a la escala menor natural salvo que debemos elevar un semitono el VI y el VII grados. La escala menor dórica es igual a la escala menor natural salvo que debemos elevar un semitono el VI grado.

Otras escalas

Suelen confundirse muchísimo y mal informar o mal enseñar los modos gregorianos, los cuales se explican y ejemplifican más adelante, con los modos griegos.
Las escalas en los modos mayor y menor son escalas diatónicas, y nos vienen dadas por los llamados modos gregorianos. Los monjes, al interpretar monodias (conocidas hoy como «cantos gregorianos» en honor al papa Gregorio Magno), tenían su propia manera de cantar a capella, que se caracterizaban musicalmente por utilizar muy pocos saltos entre notas.
En realidad estos modos contienen —además de las actuales escalas mayor y menor— otras cinco escalas no tan conocidas. A saber, incluyendo la mayor y la menor en su nombre original:

Escala o modo jónico
Es la que rige el modelo de escala mayor. Se caracteriza por tener un semitono entre la tercera y la cuarta, y entre la séptima y la tónica. La escala sin alteraciones es comenzando en C. Esta es una escala mayor, pues la tercera desde la tónica es una tercera mayor. Su estructura, técnicamente, es: T, T, 1/2, T, T, T, ½. Ejemplo: do re mi fa sol la si do.

Escala jónica
tónica
- -
2.ª mayor
- -
3.ª mayor
4.ª justa
- -
5.ª justa
- -
6.ª mayor
- -
7.ª mayor
tónica

Escala o modo dórico
Es una escala menor, con la diferencia de que tiene una 6ª mayor en vez de menor. Sus semitonos se sitúan entre el segundo y el tercer grado, y entre el sexto y el séptimo. La escala sin alteraciones es comenzando en D. Es una escala menor porque al medir la tercera desde la tónica es una tercera menor. Su estructura: T, 1/2, T, T, T, 1/2, T. Ejemplo: re mi fa sol la si do re.

Escala dórica
tónica
- -
2.ª mayor
3.ª menor
- -
4.ª justa
- -
5.ª justa
- -
6.ª mayor
7.ª menor
- -
tónica

Escala o modo frigio
Es una escala menor, con la diferencia de que tiene una 2ª menor en vez de mayor. Sus semitonos se sitúan entre el primer grado y el segundo, y entre el quinto y el sexto. La escala sin alteraciones es comenzando en E. Es una escala menor porque al medir la tercera desde la tónica es una tercera menor. Su estructura: 1/2, T, T, T, 1/2, T, T.
Ejemplo: mi fa sol la si do re mi.

Escala frigia
tónica
2.ª menor
- -
3.ª menor
- -
4.ª justa
- -
5.ª justa
6.ª menor
- -
7.ª menor
- -
tónica

Escala o modo lidio
Es una escala mayor, con la diferencia de que tiene una cuarta aumentada en vez de una cuarta justa. Se caracteriza por tener un semitono entre el cuarto y el quinto grado, y entre el séptimo y el octavo. La escala sin alteraciones es comenzando en F. Es una escala mayor, pues la tercera desde la tónica es una tercera mayor. Su estructura es la siguiente: T, T, T, 1/2, T, T, 1/2
Ejemplo: fa sol la si do re mi fa.

Escala lidia
tónica
- -
2.ª mayor
- -
3.ª mayor
- -
4.ª aumentada
5.ª justa
- -
6.ª mayor
- -
7.ª mayor
tónica

Escala o modo mixolidio
Es una escala mayor con la diferencia de tener una séptima menor en vez de una mayor. Es la más conocida de las escalas gregorianas después de la mayor (jónica) y la menor (eólica). Se caracteriza por tener un semitono entre la tercera y la cuarta, y entre la sexta y la séptima. La escala sin alteraciones es comenzando en G. Es una escala mayor, pues la tercera desde la tónica es una tercera mayor. Su estructura: T, T, 1/2, T, T, 1/2, T
Ejemplo: sol la si do re mi fa sol.

Escala mixolidia
tónica
- -
2.ª mayor
- -
3.ª mayor
4.ª justa
- -
5.ª justa
- -
6.ª mayor
7.ª menor
- -
tónica

Escala o modo eólico o escala menor natural
Es la que rige el modelo de escala menor. Sus semitonos se sitúan entre la segunda y la tercera, y entre la quinta y la sexta. La escala sin alteraciones es comenzando en A. Es una escala menor por que al medir la tercera desde la tónica es una tercera menor. Su estructura: T, 1/2, T, T, 1/2, T, T
Ejemplo: la si do re mi fa sol la.

Escala eólica
tónica
-
2.ª mayor
3.ª menor
-
4.ª justa
-
5.ª justa
6.ª menor
-
7.ª menor
-
tónica

Escala o modo locrio
Es una escala menor con la diferencia de tener una 2ª menor en vez de mayor y una 5ª disminuida (en vez de una quinta justa). Sus semitonos se sitúan entre la tónica y la segunda, y entre la cuarta y la quinta. La escala sin alteraciones es comenzando en B. Es una escala menor porque al medir la tercera desde la tónica es una tercera menor. Es la escala más inestable de todas, porque además la siguiente tercera después de la menor también es menor, lo que da lugar a un acorde disminuido (la séptima es menor). Su estructura: 1/2, T, T, 1/2, T, T, T
Ejemplo: si do re mi fa sol la si.

Escala locria
tónica
2.ª menor
- -
3.ª menor
- -
4.ª justa
5.ª dim.
- -
6.ª menor
- -
7.ª menor
- -
tónica


Escala de blues

Es la escala empleada en el blues moderno. Consiste en una escala pentatónica menor a la que se le añade una quinta disminuida o cuarta aumentada como nota de paso (blue note). Es también frecuente añadir otras dos notas de paso: la tercera mayor y la séptima mayor.